Tratamiento de las arrugas de expresión

By Julio 6, 2018Q&A
tratamiento arrugas

Los rellenos faciales tienen la función de corregir líneas de expresión y borrar las arrugas dinámicas ubicadas en la parte superior de la cara, mediante microinyecciones del producto, provocando la relajación de los músculos faciales en forma transitoria de modo que su contracción disminuye, dando paso a una piel lisa.

La eficacia del tratamiento posterga la necesidad de recurrir ala cirugía estética, el lifting para eliminar las arrugas de la cara. El relleno facial es un tratamiento revolucionario, muy eficaz y al ser poco doloroso es muy bien tolerado.

Es un procedimiento no agresivo ni doloroso que se realiza mediante aplicaciones en el rostro, otorgando una relajación temporal y brindando al rostro una apariencia más descansada, rejuvenecida y agradable. Esta técnica para eliminar arrugas faciales tiene varios años de experiencia mundial y un estricto protocolo que asegura una aplicación segura y satisfactoria por un médico entrenado en la técnica. A partir del cuarto día de aplicación del producto sus resultados comienzan a apreciarse.

Es necesario destacar que no es un procedimiento doloroso, los pacientes sólo manifiestan molestias asociadas a los pequeños pinchazos de la aguja. Generalmente el relleno facial tiene una duración entre 4 y 6 meses dependiendo de las características individuales. El paciente, una vez realizada la aplicación del mismo, puede reincorporarse a su rutina habitual.

Los cuidados a tener en cuenta luego de la aplicación, son evitar masajear la zona durante 3 horas, hacer actividad física o acostarse en dicho lapso de tiempo para que el relleno quede en el lugar donde se aplicó. Su uso más frecuente es en el tercio superior de la cara, para atenuar las arrugas del entrecejo, frente y contorno de ojos, y las arrugas horizontales en la parte superior y lateral de la nariz.

Está contraindicado en personas que sufren determinadas enfermedades neuromusculares como miastenia gravis, pacientes que reciben ciertos medicamentos (penicilamina, anticoagulantes) y embarazadas. Es un producto estable que no requiere pruebas de alergia ya que no provoca rechazo.

Su aplicación consigue resultados muy positivos, atenuando y retrasando las arrugas de gesticulación que se van formando con el paso de los años. Entrega un aspecto juvenil, descansado y saludable. En pacientes entre 30 y 45 años previene la formación de futuros pliegues faciales y su efecto es reversible.